Dolor Lumbar Crónico

El dolor lumbar, “lumbago” o lumbalgia es la principal causa de discapacidad en adultos jóvenes y comprende un espectro de causas muy diverso. Para el correcto tratamiento de esta patología es esencial un diagnóstico acertado. La causa más frecuente de dolor lumbar crónico es la proveniente de la degeneración de los discos intervertebrales o de las articulaciones posteriores, la terapia con ozono de forma ambulatoria está consiguiendo grandes logros en el alivio y resolución de estos cuadros.

  • Dolor de origen discal: el disco intervertebral es una estructura localizada entre las vértebras de la columna vertebral, esta compuesto por un núcleo gelatinoso interno y un anillo fibroso externo. El disco permite los movimientos de flexión y extensión de la columna además de servir como amortiguadores para las distintas actividades de la vida diaria. La hernia discal ocurre cuando parte del contenido del núcleo pulposo sale del anillo fibroso, la clínica dolorosa ocurre cuando este comprime o afecta las estructuras anatómicas circundantes.
  • Síndrome de la articulación facetaria: Las articulaciones facetarias (articulaciones interapofisarias) son las encargadas de conectar a las vertebras entre sí. Con el envejecimiento, traumatismos y uso repetido estas y al igual que el resto de las articulaciones del organismo, pueden sufrir el desgaste excesivo lo que conlleva a la degeneración de las mismas, ocasionando un dolor muy característico. Este dolor generalmente se ubica en la articulación afectada y en el caso de afección de la columna lumbar puede afectar tanto a las nalgas como a los muslos pero usualmente no se irradia mas allá de la rodilla.
  • Estenosis foraminal: Consiste en el estrechamiento de los orificios de salida de los nervios raquideos, existen numerosas causas de esta disminución del tamaño destacando la hernia discal, los osteofítos y la espodilolistesis (desplazamiento de una vertebra sobre otra), los síntomas depende de la raíz nerviosa involucrada.
  • Dolor lumbar crónico postquirúrgico: conocido también como síndrome de cirugía fallida de espalda o síndrome post-laminectomía, se caracteriza por un dolor intenso y de difícil tratamiento originado posterior a una intervención quirúrgica generalmente de hernia discal de espalda, la causa demostrable mas frecuente son las hernias discales recurrentes y la fibrosis peridural.
  • Dolor Articulación Sacro-ilíaca: Hasta el 15-20% de las personas que se quejan de dolor lumbar crónico pueden tener como origen de su dolor la articulación sacroiliaca. Esta articulación esta ubicada en la unión de la columna vertebral con la pelvis, y ocasiona un dolor lumbar bajo generalmente unilateral y que puede irradiarse a los glúteos y a la región dorsal del muslo.
  • Otras causas de dolor lumbar crónico: Los síndromes dolorosos de los grupos musculares de la región lumbar también son causa frecuente de dolor lumbar, entre estos destacan el síndrome del músculo piramidal, del cuadrado lumbar o del psoas iliaco.

Hernia Discal

El síndrome compresivo radicular es reconocido como la causa más común de lumbalgia y ciatalgia. Representa la segunda causa de ausencias laborales después de las infecciones del tracto respiratorio; y es la tercera causa de invalidez después de las afecciones psiquiátricas y la artrosis.
Para su diagnóstico se utilizan estudios de rayos X, tomografía axial computarizada (TAC), y resonancia magnética nuclear. Ésta es de gran importancia para el diagnóstico de la hernia discal.
Han sido reportados en muchos servicios de traumatología, numerosos actos quirúrgicos en donde no se han encontrado evidencias macroscópicas de compresiones (hernias) y en donde la evolución posterior de los pacientes no ha sido la mejor. Esto ha provocado desaliento médico, al no hallar una justificación para la lumbociática, a pesar de haberse realizado una operación a partir de un diagnóstico aparentemente correcto.
En el conflicto disco-radicular de hernia o simplemente de protusión discal, nos encontramos frente a un cuadro notable de éxtasis venoso, por embotellamiento del plexo venoso peri radicular; con flujo obstaculizado del sistema nervioso radicular por compresión extrínseca mecánica. También puede estar comprometido el sistema arterial por irritación o compresión mecánica.
Para evitar lo anterior, es necesario realizar un exhaustivo examen previo, así como agotar las distintas formas de tratamiento no quirúrgicos reportados, entre otros, la ozonoterapia mediante su aplicación con infiltraciones paravertebrales.
Si no responde, realizaremos infiltraciones de corticoide y anestésico local en el espacio epidural bajo control radiológico en los quirófanos de la Clínica Santa Elena de Madrid.

Escríbenos